La profesión y yo

Corría el año 1998, ya habíamos vuelto de Bariloche y seguramente –no recuerdo exactamente- faltaban pocas semanas para terminar quinto año en el glorioso Pellegrini. Estábamos en un curso  de orientación vocacional y nos pidieron que dibujáramos cómo nos imaginábamos de ahí a 20 años.  Con pocos dotes artísticos, hice un hombre caminando por las calle junto a un ovejero alemán, raza que siempre prevalecía en la elección de mi padre. Hablando de él (no de Néstor, sino de Pedro), fue él quien me acompañó a la calle Lavalle al 2000, donde aún está ubicado TEA. Preguntamos y me decidí: estudiaría periodismo deportivo y lo complementaría con Psicología.

Desde 1999 hasta 2001, mi inclinación profesional sufrió una tormenta de sensaciones y de cambios. Descubrí que fluía al escribir, que la comunicación es la base para transformar realidades y que las palabras unidas en su punto exacto son como la mejor canción. Se me fue el fanatismo por San Lorenzo –sólo unos meses-, quizás agobiado por hablar del 4 de Atlas en las clases  mientras en mi barrio, en Buenos Aires, en el interior o  en el mundo se sucedían hechos que atrapaban mucho más me atención. Terminé el CBC de Psicología, pero por alguna razón que no termino de aceptar o de hacer público, la dejé y empecé Economía Empresarial.  En el 2000 trabajé como periodista en varias páginas de internet  y algunas radios. En plena crisis de 2001,  en TEA me ofrecieron hacer una pasantía en Clarín, cuando sólo un mínimo porcentaje podíamos tener acceso a ese privilegio. Dudé, pensé y dije que no. Quería terminar mis estudios universitarios y no estaba dispuesto a trabajar prácticamente gratis por un año teniendo la fantasía (errada o no) de que me mandaran a preguntarle a Bielsa si era gay o a la mujer del piloto del avión de Lapa cómo era su esposo apenas terminada la tragedia.

A los 25 años (2005) ya tenía el título de Licenciado en Economía Empresarial (nombre fashion que representa una Administración de Empresas con una fuerte base de Economía) y de Periodista Deportivo. En 2008, retomé la Psicología, pero esta vez desde una Maestría…cuando me leen que “estoy con la tesis” es porque quiero cerrar el círculo de mi posgrado en Psicología Organizacional.

“¿Qué sos Ivanier?, ¿Periodista, Docente, Adminstrador, Consultor, Psicólogo o qué?” esa pregunta siempre me la hacen y me divierte, aunque hay que estar preparado para escuchar la respuesta. El concepto de “Uniendo puntos” de Steve Jobs puede darles una pista.

En 2009 nació Inconformismo Creativo y allí están todos mi “Yo”. Es el espacio y la organización que soñé y hoy empieza a ser. Un proyecto de comunicación que vincula convicciones con acciones.

Quince años después de aquel curso de orientación vocacional, Inconformismo Creativo lleva cuatro temporadas y un equipo de trabajo que me llena de orgullo. Si en las organizaciones estimulan la competencia y ser el mejor, en IC  promovemos hacer mejor al otro y al equipo. Es la cooperación en acción y el camino como destino con las mejores armas.

Quince años después, trabajo como docente fomentando la pregunta y la verdad como ejes de la inquietud y la  búsqueda de la felicidad. Yo no tengo la respuesta, pero trabajamos en las herramientas para encontrarlas.

Quince años después,  no logro pasear al perro por las tardes porque sigo trabajando con horario de oficina.  Esa caminata con el ovejero alemán representa la libertad.

Me quedan cinco años para llegar a los veinte que propuso aquella actividad vocacional. No voy a parar con la búsqueda de que las inquietudes que conducen a mi felicidad profesional se unan con la bendita economía para que el espíritu de “Inconformismo Creativo” de transformar la queja en acción se convierta en un modelo de 24 por 365.

Feliz día del periodista para todos los que amamos preguntar, escuchar e intentar a través del otro, vivir tantas historias como personas hay en el mundo (inspirado en frase de Graciela Mochkofsky).

¡Salud!

Acerca de Juan Ivanier

Mg. en Psicología Empresarial y Organizacional, Licenciado en Economía Empresarial y Periodista. Consultor organizacional, Docente universitario y creador del Movimiento “Inconformismo Creativo".
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La profesión y yo

  1. Horacio dijo:

    Excelente nota. En ella se lee todo lo que verdaderamente es Juan. Más haya de etiquetas camufladas en títulos universitarios, sino como buscado enfurecido de lo que lo completa. No dudo que en algunos años va a estar ese ovejero y toda la sensación de libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s