¡Acción!

La chica que tengo sentada al lado en el colectivo tiene un rodete. No se define si dormir o estudiar. Agarra la bufanda, la hace un bollo y muta a almohada. Se pone los lentes de sol sin sol y apoya la cabeza en el asiento revestido ahora de lana. Y bufa. Y se queja. Y bosteza. Se acomoda. Acomoda la bufanda. Vuelve a hacer berrinche, se fastidia y se suena los mocos. Ahora la bufanda es una maldita perra que no la deja dormir.

Mientras sus reproches internos de fastidio siguen en escala, mi chica de al lado con rodete agarra su bolso, saca papeles, se le mezclan algunos, pero no le importa. No va a sacarse los lentes, no dejará en evidencia que no pudo dormirse en el semirápido aún teniendo la fortuna de ocupar un asiento. Entonces se pone a leer. Saca un resaltador verde, quizá para marcarle mejor el camino a sus ojos tapados. Resalta una a una las primeras oraciones de cada párrafo. Ya no bufa, ya no se queja. No pudo soñar en este viaje, es verdad… pero algo hizo al respecto.

Inconformismo Creativo, transformando la queja en acción. Esto somos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s